Inicio > Teoría > Cómo se crean los impuestos. Los periodistas como propagandistas del régimen

Cómo se crean los impuestos. Los periodistas como propagandistas del régimen

Puede que con el título exagere y los periodistas sean, sencillamente, idiotas. Es algo que cuadra mejor con mi pensamiento, en el que no existe conspiración sino animales susceptibles de idiotez. No obstante, el dominio de los medios de comunicación por los amos del mundo está más que acreditado (ver, aunque sean progres y su intelecto esté discapacitado para llegar a conclusiones serias, Cómo nos venden la moto, de Noam Chomsky e Ignacio Ramonet). En cualquier caso, el esquema es el mismo.

 

El caso quizá más grave, paralelo a este de los impuestos y revelador, es el de la violencia en el ámbito familiar. Ahí estuvieron un par de años sacando muertas todos los días, hasta que lo lograron: joder, a este ritmo nos quedamos sin mujeres. La consecuencia fue inevitable, anular la presunción de violencia en el hombre. Claro, eso costaba más, necesitaban más tiempo. Pero es el primer paso para mandar las conquistas sociales (señores, es la presunción de inocencia) al garete.

 

1. El miedo

 

Hemos visto una y otra vez cómo los mass media la toman de pronto con un tema e insiste machaconamente en él durante un par de semanas. Como normalmente las noticias que salen no tienen ninguna trascendencia, como las ferias gastronómicas y los derrumbes de árboles (crónica de sucesos, le llaman los pocos periodistas serios), que de pronto se centren en algo y digan que eso puede acabar con nosotros, da miedo.

 

Por ejemplo, que estén dos semanas hablando de la polución en las grandes ciudades. Es como si en apenas dos semanas se hubiese llenado de mierda el cielo y corriésemos un grave peligro. No hay Kyoto ni madre que los pare: estamos en peligro y hay que solucionarlo. O, por ejemplo, se dice que los «artistas» van a morir de hambre como no se paren las descargas y etc.

 

La misión es crear una atmósfera propicia. Los más suspicaces verán sospechoso que sean todos los medios los que salten con las mismas noticias al mismo tiempo. Eso ayuda, porque consultemos donde lo hagamos, en todas partes veremos elementos nuevos para sentir verdadero pavor. La explicación, cuando no pertenecen al mismo dueño, es que siempre hay un pionero al que sigue el resto para no quedar atrás. Por eso, por no dejar de dar lo de los demás, están todos siempre con lo mismo. Y pensaremos «Dios mío, ¿dónde están los políticos que no solucionan esto?».

 

2. Los políticos

 

Siguiendo mi presupuesto de idiotez, los políticos se preocupan. Y hacen bien: dicen que corremos un grave peligro. Así que hablan de ello, se reúnen y buscan soluciones. Pero sí seguimos el esquema de la conspiración, no se preocupan realmente, sino que se ríen a carcajadas porque su plan funciona.

 

Cada cual puede verlo como quiera.

 

Y es que hay dos maneras de ver a los políticos. En la primera, son los héroes nacionales, que salvan el culo al pueblo de los agresivos magnates y los demás peligros de la vida. Por eso tienen que encontrar una solución, por ejemplo, al tema de la polución. En la segunda, en cambio, son unos bastardos que van a caballo de las circunstancias aprovechando hasta los andares del cerdo y obedeciendo las directrices de los verdaderos dueños del mundo.

 

Vaya, que todo acaba igual:

 

3. Los impuestos

 

No pasan ni dos semanas cuando ya se habla de la solución ideal, perfecta, ecuánime y muy adecuada para el Estado del Bienestar. Es decir, un impuesto especial. Por ejemplo, un impuesto sobre «matriculación, circulación y carburantes». Por ejemplo, eh. Estos nuevos impuestos lo solucionan, lo de la contaminación, de fijo, no cabe duda. O, por ejemplo, se pone un impuesto para todo cacharro eléctrico, por si se te ocurre utilizarlo para cosas malas (eliminando, por cierto y de nuevo, la presunción de inocencia).

 

Por supuesto, tras el anuncio todos los progresistas aplauden con fruición. Por fin alguien se preocupa por estas cosas, rediós.

 

Pero, ¿a dónde van estos impuestos? ¿Acaso aumentan las prestaciones sociales? ¿Hay más fondos en la Seguridad Social? ¿Hacen más carreteras? ¿Dan más prestación por desempleo? ¿Eliminan otros impuestos? ¿Bajan el IVA?

 

No. Pero tenemos que pagarlo igual. Aumenta la presión fiscal y en contrapartida no recibimos nada.

 

Eso pasa por leer los periódicos.

About these ads
Categorías:Teoría
  1. marzo 5, 2013 en 8:30 pm

    Hi there would you mind stating which blog platform you’re working with? I’m looking to
    start my own blog in the near future but I’m having a tough time deciding between BlogEngine/Wordpress/B2evolution and Drupal. The reason I ask is because your layout seems different then most blogs and I’m looking for something completely unique.
    P.S Apologies for being off-topic but I had to ask!

  2. mayo 16, 2013 en 3:17 am

    Usually I do not read post on blogs, but I would like to say
    that this write-up very compelled me to check out and do so!
    Your writing style has been surprised me. Thanks, quite great
    post.

  3. junio 6, 2013 en 12:42 pm

    We produced and sold 185 million gallons of biodiesel,
    and we’re really focused on originating more in our Iowa assets.

  4. junio 24, 2013 en 2:43 pm

    Awesome things here. I am very happy to see your post. Thank you a lot and I am
    looking ahead to touch you. Will you kindly drop me a e-mail?

  1. agosto 31, 2014 en 11:29 am
  2. septiembre 6, 2014 en 6:56 am
  3. septiembre 27, 2014 en 8:14 am
  4. octubre 13, 2014 en 11:48 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: